Principios de la Fundación León Trucíos

La consecución de los antedichos objetivos se rige por unos principios generales que son los siguientes:

  1. Principio de normalización: El genero de vida de los/as residentes se deberá ajustar lo más posible, a la conducta y pautas de comportamiento consideradas como normales para el resto de la ciudadanía
  2. Principio de autonomía: En el ámbito de la vida cotidiana de los/as residentes se deberá fomentar al máximo posible su autonomía personal de tal forma que no se le prestará más asistencia tutelar que la estrictamente exigida por su grado de dependencia física o psíquica
  3. Principio de participación: El Servicio Social Residencial potenciará al máximo posible la participación de las personas residentes en las actividades y en el funcionamiento general del mismo
  4. Principio de integración: En el ámbito de la vida familiar, social, política y cultural de las personas residentes, se tenderá al mantenimiento de las mismas en el entorno comunitario habitual
  5. Principio de globalidad: La atención que se prestará a cada residente será integral, es decir, se tenderá a la consecución de un modo global de la salud y bienestar, que abarcará, debidamente coordinados entre sí, los aspectos sanitarios, sociales, psicológicos, ambientales, convivenciales, culturales y otros análogos
  6. Principios de profesionalización: Sin perjuicio de la labor del voluntariado social, al que se le reconoce su valor complementario, tanto los/as responsables de los servicios sociales residenciales como el resto del personal deberán tener la cualificación técnica correspondiente a su nivel profesional
  7. Principio de atención personalizada: Se prestará una atención personalizada adaptada a las necesidades de cada residente
© FUNDACIÓN LEÓN TRUCÍOS / LEON TRUCIOS IRASKUNDEA
   |   
Aviso Legal
   |   
Mapa Web
   |   
Intranet
Calle del Cubo, 9. 48800 Balmaseda. Bizkaia Tlf. 94 680 06 01